La colaboración en un entorno BIM

Escrito por  Isabel Bautista Bardón Marzo 02, 2010

El trabajo en colaboración dentro de un entorno de Modelado de Información del Edificio (BIM) constituye una frontera aún por superar y un desafío para fabricantes de software y profesionales de la arquitectura, en un mundo global y cada vez más competitivo.

Los sistemas BIM (por Modelado de Información del Edificio) hicieron su aparición hace ya mucho tiempo, si bien es ahora cuando empezamos a ver cómo esta tecnología proporciona un flujo de trabajo que permite controlar el proyecto de un modo más predecible.

Con un sistema BIM, el profesional crea un prototipo que se puede “testear” o probar incluso antes de que se construya y así evitar sorpresas cuando se ejecute el proyecto a pie de obra, las cuales pueden resultar costosas y problemáticas.

De todos modos, todavía queda una frontera para conquistar: la colaboración. Cuando hablamos de colaboración, nos referimos a la acción de compartir un proyecto. La colaboración, en equipos de diseño y de ejecución de proyectos, a través de múltiples colaboradores, es el factor más importante para tener éxito con BIM e IPD (Entrega Integrada del Proyecto).

¿Cuál es el problema?

Cualquiera que haya implementado o evaluado alguno de los principales sistemas BIM, se habrá dado cuenta rápidamente de los evidentes beneficios que se derivan de tener toda la definición y los datos del proyecto integrados, unos con otros, en un único archivo. Entre otros, garantiza una simulación y un análisis más preciso, la coherencia automática de la documentación del proyecto y una mejor coordinación entre las disciplinas.

Los sistemas BIM facilitan la integración del proyecto y de las disciplinas al mantener un único archivo. Entonces, ¿cómo hacer para trabajar con diferentes colaboradores incluso en locaciones remotas?Los sistemas BIM facilitan la integración del proyecto y de las disciplinas al mantener un único archivo. Entonces, ¿cómo hacer para trabajar con diferentes colaboradores incluso en locaciones remotas?

Pero estos beneficios tienen un costo: conforme va aumentando el tamaño del modelo de integración, los datos aumentan y con ello la flexibilidad y el rendimiento del flujo de trabajo en colaboración disminuye. Si varios integrantes del equipo del proyecto trabajan al mismo tiempo en un modelo se producirán conflictos a la hora de realizar sus respectivos cambios, a menos que el acceso a dicho modelo esté controlado.

En un BIM hay evidentes beneficios derivados de contar con todo el proyecto integrado en un único archivo; entre otros, la coherencia de la documentación y la mejor coordinación de las disciplinas

Si el modelo está controlado, cada usuario dispondrá de un espacio de trabajo o workset (funcionalmente equivalente a un subconjunto del modelo global), que contiene parte del proyecto. Así el proyectista trabajará en su workset, cuyo acceso estará restringido o bloqueado a cambios por parte de otros usuarios. Las modificaciones realizadas por cada usuario en su copia local del modelo central del proyecto deberán ser sincronizados o actualizados en el proyecto central, enviando todo el proyecto para integrarse con el mismo.

Como resultado de este estilo de organización del modelo, casi todas las soluciones BIM pagan un precio en forma de obstáculos a la flexibilidad del flujo de trabajo en colaboración; así surgen cuellos de botella que se ponen de manifiesto en la disminución del rendimiento del estudio.

¿Qué ocurre actualmente?

Diversos fabricantes de sistemas BIM han presentado numerosos enfoques para dar solución a esta cuestión.

Un enfoque consiste en evitar la "reserva del espacio de trabajo" mencionada antes permitiendo que surjan conflictos entre los usuarios concurrentes cuando modifican el modelo. La apuesta por esta metodología basada en "resolución de conflictos" se basa en que la posibilidad de que dos o más usuarios trabajen en el mismo modelo, con los mismos elementos, al mismo tiempo, es relativamente baja. No obstante, la resolución de cualquier conflicto de este tipo significará una gran cantidad de trabajo y de tiempo, por al menos uno de los usuarios en conflicto, ya que su trabajo resultará seguramente inútil cuando éste se resuelva. Además, el método de “resolución de conflictos” no aborda directamente la penalización que se paga en tiempo y rendimiento cuando todo el modelo se actualiza.

... un sistema BIM debe tener también la capacidad de compartir geometría, planos, listados, archivos externos y todos los elementos del proyecto de manera flexible y escalable...

En vez de optar por la resolución de conflictos, otros fabricantes de herramientas BIM, han optado por la "reserva del espacio de trabajo"; si bien esto también da lugar a inconvenientes derivados del distinto grado de flexibilidad a la hora del "préstamo" de elementos del área de trabajo de un usuario en el área de trabajo de otro usuario. Estos “préstamos” de los elementos pueden ser más o menos transparentes para los usuarios a cada lado de la transacción.

Como resultado, los estudios más grandes requieren una estructura de gestión BIM importante.

¿Cual es el desafío?

El desafío es que un sistema BIM no sólo englobe el proyecto de manera centralizada, sino que también tenga la capacidad de compartir el proyecto, es decir, toda la información incluyendo la geometría, los planos, los listados y archivos externos entre otros, de una manera más flexible y escalable.

¿Por qué es esto tan importante? En pocas palabras, porque la productividad del estudio exige que varias personas puedan trabajar en un proyecto, ya sea al mismo tiempo, o diferentes personas en serie durante períodos de tiempo, o una combinación de cualquier escenario de flujo de trabajo.

Asimismo, debido a la globalización y a la conectividad actual a través de Internet, la producción del proyecto, ya sea derivada de varios individuos o de manera secuencial, puede provenir tanto de puestos de trabajo instalados en el estudio, como de colaboradores en la misma ciudad e incluso de colaboradores ubicados alrededor del mundo. El BIM que no pueda apoyar este tipo de colaboración en el momento oportuno, ocasionará en el mejor de los casos un cuello de botella y en el peor, una razón para no utilizar BIM de manera colaborativa.

Las herramientas BIM que no tengan como características principales flexibilidad en el modelado geométrico, gestión automática de cambios, apoyo de terceros u otras funcionalidades y ventajas, probablemente no podrán superar un déficit tan importante para la puntuación y evaluación del sistema.

Por otra parte, las mejoras en la colaboración con BIM benefician a las grandes empresas y/o a proyectos más grandes, tendiendo a penalizar a las empresas más pequeñas y a los individuos, al añadir niveles de complejidad adicional en la gestión del flujo de trabajo. Este problema es especialmente importante para las empresas de tamaño medio que son lo suficientemente aptas como para hacer frente a grandes proyectos, pero todavía demasiado pequeñas como para incorporar a un CAD/BIM Manager de tiempo completo.

El desafío para los fabricantes de sistemas BIM es dar acceso a esta tecnología a todos los estudios de arquitectura independientemente de su tamaño y estructura interna

En definitiva, en un mundo de una creciente globalización y competitividad, el reto para los fabricantes de sistemas BIM es dar acceso a esta tecnología a todos los estudios de arquitectura, independientemente del tamaño del estudio y de su estructura interna.

Si en su momento la transición del tablero de dibujo a los sistemas CAD fue necesaria, y del mismo modo la que ya se está consolidando, desde un sistema CAD a un sistema BIM, no cabe duda que quien primero entre en esta nueva era BIM, ya sean fabricantes o profesionales de la arquitectura, llevará la ventaja por muchos años.

¡Comparte esta nota con tus amigos!

Redes sociales

Tweet Display Back

Due to an error, potentially a timed-out connection to Twitter, this user's tweets are unable to be displayed.

Cadstock.com

CadStock.com es un medio independiente de información de CAD, 3D y BIM.

Proveemos información útil y capacitación a estudiantes y profesionales de los sectores de arquitectura, ingeniería, construcción, tecnología, diseño, animación y comunicación audiovisual.